Estudiar derecho en una oposición

Jul 7, 2022

 

¿Has comenzado a preparar una oposición y nunca habías estudiado una ley? ¡Que no cunda el pánico!

Siempre hay una primera vez para estudiar derecho y en Gurú Oposiciones te ayudamos a qué conozcas las diferencias entre algunas normas básicas y, además, te damos unos consejos para iniciarte en el estudio.

Lo primero que debes saber es que el derecho es un conjunto de reglas o normas que nos permite convivir en sociedad. Gracias a estas reglas, sabemos lo que está permitido y lo que no, además, nos ofrecen soluciones cuando existen conflictos, por ejemplo, entre dos personas, entre un trabajador y un empresario o entre los ciudadanos y las Administraciones Públicas.

Todo lo que vemos está contenido, de alguna manera, en una norma: Internet, tu casa, tu coche… Además, debes saber que las normas son públicas y están al alcance de todos.

 

 

 

Estudiar derecho: las primeras veces

 

Sin olvidarnos de la Constitución española, la fuente suprema del ordenamiento jurídico, existen varios tipos de normas que os contamos a continuación:

Las leyes ordinarias son, sin duda, el instrumento más común que utilizan las Cortes Generales para desarrollar su función legislativa, necesitando para su aprobación la mayoría simple en el Congreso. Un ejemplo de ley ordinaria es la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del procedimiento administrativo común de las Administraciones Públicas que regula las relaciones entre las Administraciones y los ciudadanos.

En cuanto a las leyes orgánicas su función es clara: limitar el poder legislativo, teniendo en cuenta que, para determinadas materias y cuestiones importantes de nuestro país, las Cortes Generales tienen que utilizar un procedimiento especial, es decir, se aprueban por mayoría absoluta del Congreso de los Diputados. Se utilizan para regular determinadas materias como las relativas al desarrollo de los derechos fundamentales y de las libertades públicas, las que aprueben los estatutos de autonomía de las Comunidades Autónomas o el régimen electoral general. De hecho, este último se encuentra regulado en la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio.

 

imagen sobre estudiar derecho

 

Recuerda que la elaboración de las leyes les corresponde a las Cortes Generales, pero puede ocurrir que delegue esta facultad en el Gobierno, esto es lo que se conoce como «legislación delegada» y que se transforma en normas que tienen rango de ley y que se conoce como decretos legislativos. Un ejemplo sería el Estatuto de los Trabajadores.

Por otro lado, se encuentran los decretos leyes que son normas con rango de ley, que se dictan en casos de extraordinaria y urgente necesidad. ¿El motivo de su desarrollo? Fácil. Si se elaborasen por vía parlamentaria no se podría atender a la urgencia o gravedad de la situación. Por ejemplo, las medidas urgentes de prevención que se tomaron para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID.

Por último, los reglamentos que son de carácter general, es decir, se dirigen a toda la sociedad, que está obligada a respetarlas, si bien es cierto que, en algunos casos, no afecta a todos de manera directa. Es decir, un reglamento para los funcionarios de determinada Administración solo afectaría a estos.

A grandes rasgos, podemos decir que todo este conjunto de normas, forman lo que se conoce como «ordenamiento jurídico» y seguramente las estudies en tu oposición.

Si no se proviene del mundo del derecho, estudiar directamente los artículos de una ley es una tarea difícil, por eso desde Gurú Oposiciones queremos darte algunos consejos para afrontar con éxito tu primera toma de contacto con las normas.

 

      • Infórmate sobre la historia de esa norma: en qué contexto se hizo y su año de publicación. Para ello, puedes echar un vistazo a su preámbulo (también se le llama «exposición de motivos»).
      • Conoce su estructura. Las leyes, al igual que un libro, se estructuran generalmente en títulos y capítulos y en ellos encontramos los artículos, que desarrollan el contenido de la norma. Estos artículos están numerados y en alguna ocasión, hasta tendrás que memorizarlos.
      • Una vez tienes una estructura mental de la ley, comienza con la lectura de sus artículos. Tómate tu tiempo y léelo varias veces. El legislador, que es quien las elabora, utiliza un vocabulario algo enrevesado que hace difícil su compresión. Por eso es importante que te apoyes en el temario, que te ayudará a comprender mejor los conceptos más complejos.
      • Apunta esas «palabrejas» que no entiendas y pregúntaselas a tu tutor. Verás como al entender esa palabra, todo el texto cobrará sentido.
      • Cuando hayas comprendido el contenido de los artículos, llega la tarea de retener la información en tu memoria. Aquí entra en juego la práctica a través de la realización de preguntas de tipo test y de actividades. También puedes subrayar las palabras clave, como plazos, fechas y órganos.

 

No queremos engañarte, los comienzos son duros y el derecho es una ciencia compleja y muy exigente que requiere paciencia y dedicación. Por eso es importante que no hagas este camino solo. Desde Gurú Oposiciones te ayudamos a que, poco a poco, te familiarices con el lenguaje y comprendas los conceptos más difíciles. Eso te ayudará a obtener tu plaza y a ponerlo en práctica en aquellas situaciones que ocurren en tu vida diaria.

 

En Gurú Oposiciones sabemos lo que cuesta ser opositor. Por eso, nos gustaría acompañarte en esta aventura y facilitarte todo lo que esté a nuestro alcance. Recuerda que puedes informarte de todo lo que necesites rellenando este formulario. ¡Estaremos encantados de ayudarte!